Taller de Arte

Taller de Arte

lunes, 31 de mayo de 2010

martes, 18 de mayo de 2010

Quinto encuentro 17/05


Esgrafiados o Raspados

Tiempo de exploración; raspar con un punzón en la madera, con un bolígrafo gastado sobre telgopor, sobre una base encerada, sobre una piedra, sobre un trozo de linóleo, resto de acetato, metal, cuero, etc. De esta forma el chico experimenta las diferentes presiones que debe realizar  según el utensilio y el soporte, ya que el material le indica la presión y el modo de realizar las incisiones.  


Reflexiones en el viaje...

Previo al encuentro, nos encontramos reunidas cuando surgió por parte de una de las compañeras  la siguiente pregunta: ¿Deberíamos poner más atención en el motivo y el contenido que presentan las actividades en particular, en relación a lo que se transmite y enseña según las edades, con cada técnica y trabajo? 
¿Deberíamos mantener la visión que plantea el proyecto escrito basada en un enfoque generalizado apuntado a  permitir al chico la experimentación de las técnicas con los diferentes materiales, el aprendizaje del uso y cuidado de los mismo, el trabajo en grupo, el importante valor que cobra el ratito de taller en la vida de un niño con dificultades de aprendizaje y probables problemas familiares y de inserción social? ¿O deberíamos reconocer y responder ante nuestra responsabilidad y obligación que nos compete a la hora de realizar un taller para 15 chicos pasando a partir de allí a ser ejemplos, educadoras y trasmisoras de importantísimos valores y contenidos?
La pregunta aunque no del todo resuelta, fue un disparador para el replanteo de muchas cosas que a partir de aquí, luego de 8 encuentros variados, son vistas de otro modo e influenciadas por nuestro crecimiento personal y la enseñanza transmitida por los chicos hacia nosotras.
Uno de los cambios fundamentales que reconocimos como necesarios fueron  una mayor preparación previa de las actividades, con más profundidad y conciencia y el respeto hacia el proyecto previamente armado que presentaba muchas actividades de experimentación anteriores a los trabajos que hasta el momento habían sido dejadas de lado. 

Crónicas del encuentro
Comenzamos este noveno encuentro (quinto según el cronograma de actividades) por éstos motivos con la actividad que antecedía los trabajos de esgrafiado y raspado, para la comprensión y experimentación de las herramientas punzantes sobre los diferentes materiales de soporte, determinando estos la fuerza y el tipo de punzado.
Con palillos, puntas de pinceles y punzones incidieron sobre goma eva, acetato, papel de aluminio y telgopor mientras se realizaban preguntas y propuestas que aportaría conocimientos.
Descubrimos que muchos chicos no conocían varios de los materiales anteriormente utilizados como así tampoco los soportes de éste encuentro. También notamos que la simple experimentación sin resultados llamativos ni del todo “estéticos” fueron muy valorados y respetados por los chicos. 
Se trabajo con tranquilidad y paciencia durante un largo rato hasta que se propuso jugar a la búsqueda del tesoro, encontrando los chicos como regalo, guardapolvos para el trabajo en el taller. Felices, accedieron a probarlos y reconocerse dentro de ellos como parte de un grupo de pequeños artistas.
Como actividad de cierre, los pintaron con témperas para darles color y hacerlos aún más propios. Aquí se reforzó el trabajo con tranquilidad a pesar de la ansiedad y alegría, compartiendo una paleta entre 5 chicos, buscando la utilización de los colores de forma responsable y sin mezclarlos. 
Luego del almuerzo a pesar de la finalización del encuentro los chicos espían y buscan seguir trabajando, lo cual es una señal muy positiva.
 

 

lunes, 10 de mayo de 2010

Quinto encuentro 10/05


Esgrafiados o raspados

Tiempo de exploración, contrastes y colores junto con  imágenes de artistas son los disparadores para este día.
En este encuentro veremos, entre otros artistas, a Jorge de la Vega, Ernesto Deira, Luis Felipe Noe, Xul Solar, Gilberto Vacan, Antonio Enrique Amaral, Javier Bassi, Jesus Soto, Julio Gaete Ardiles y Joaquín Torres García.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Tercer encuentro 12/04


El Asombro

Crónicas del encuentro
La desesperanza se borro cuando gracias al esfuerzo realizado la semana anterior, recibimos la hermosa visita de más cantidad de chicos, pudiendo llenar las dos largas mesas de trabajo del aula de taller.
La convocatoria parece haber tenido éxito por evidente concurrencia de mas de 10 chicos en el taller con ganas de trabajar, algunos acompañados por sus madres.
 Parece haber despertado el  interés por los dirigentes del comedor por ayudarnos a la campaña de conseguir una mayor concurrencia de chicos. Tanto ellos como nosotros comprendimos que era necesaria para el barrio y la sociedad, la cual no posee actividades destinadas a la educación de niños menores de 15 años. Ana nos sugirió la impresión de flyers  destinados a las familias que concurren los días viernes a retirar la ración de comida para la semana, con el fin mismo de convocar mas chicos.
El día prosiguió con las actividades planeadas.
Aunque todavía no poseemos el armario en el taller, lo cual nos resta tiempo para preparar la clase del día,  nos aseguraron que estará listo para la próxima semana. El aula ya se prepara para las próximas frescas semanas con un calefactor y esperemos próximamente con muchos chicos.
 Luego de la clase organizamos los elementos que distrajeron  y entorpecieron en las actividades.  Pensamos también en la posibilidad de separar a los mas chicos y disponerles alguna actividad paralela con el fin de no perturbar el trabajo de los mayores.
Al final de la clase salimos a jugar al patio, pudiendo completar la jornada del dia de la fecha.
Antes de irnos del barrio recorrimos los lugares claves donde habíamos colgado panfletos e  incluimos la dirección del comedor en los mismos con el objetivo de informar mejor a la comunidad.
En esta jornada, mas alentadora que la anterior, concluimos que el horario y el dia queda fijo por lo menos por la primera parte del año y hay expectativa de parte de los dirigentes del comedor para continuarlo en el tiempo.

Tercer encuentro 05/04

Este tercer día de taller nos advirtió que el invierno se estaba acercando y que muy posiblemente las madres no estarían dispuestas a traer a sus hijos al taller tan temprano.
Pasó un rato y nadie vino a la Sala, salvo Brian que siempre tiene ganas de trabajar.
Nos pusimos a trabajar en carteles que decidimos salir a pegar en kioscos, mercados, sociedad de fomento, sala de primero auxilios, etc.
Algo desesperanzadas, nos quedamos con la duda de haber podido captar la atención de los chicos y madres, habiendo visto en las calles por un lado un panorama alentador que demostraba la existencia de chicos en el barrio los Lunes por la mañana pero por otro planteaba la dificultad de generar en los padres inmersos en su difícil realidad, las ganas y la posibilidad de que sus hijos aprendieran conceptos importantes para la vida en un taller de plástica.

Primer encuentro 15/03


Reconocimiento del rostro y el cuerpo


Actividad para la integración, con el fin de conocer el grupo, hacernos conocer y el reconocimiento entre ellos.
Crónicas del encuentro
Con la energía de todo proyecto que comienza, nos levantamos temprano para emprender el viaje de aproximadamente 2 horas en tren y/o colectivo, hacia General Rodríguez parada “las latas”.
Llegamos y fuimos recibidos por alrededor de 7 chicos, hijos de mujeres que trabajan cocinando en el comedor, ubicado al lado del aula que se nos brindó para la realización del taller.
Nos enfrentamos con la primer realidad, destinar el taller a chicos de edades específicas, aquellos en edad primaria, resultó ser algo muy complicado de lograr, ya que en el primer encuentro se presentaron chicos de 2 hasta 11 años. Muchos de ellos son hermanos que vienen con su madre a almorzar.
La primera actividad pudo sin embargo desarrollarse bastante bien. Los más chiquitos trabajaron más pausado y terminaron menos cantidad de trabajos. Otros pudieron con lindos resultados y entusiasmo realizar los retratos de sus caras y cuerpos.
Los trabajos terminados los pegamos en la pared para que ellos puedan reconocer sus figuras.
Las imágenes de artistas Latinoamericanos no fueron mostradas, ya que el nivel de atención era escaso y desparejo. Un grupo de tres hermanos mostraban menos capacidad de concentración, comprensión de consignas y de trabajo en grupo a diferencia de los demás. Un chico de 11 años  estuvo muy presente en las actividades e interactuó con el grupo, realizando retratos de los demás. Trabajar con un grupo de edades y capacidades diferentes es un desafío interesante que decidimos enfrentar con tranquilidad.
 



lunes, 3 de mayo de 2010

Tercer y cuarto encuentro 03/05



Siguiendo con las actividades de las clase anterior, se finalizaron trabajos y se realizaron las actividades de papel secante y gotas húmedas.
Como siempre después de tanto arte nos fuimos a distender jugando una mancha cadena.
En este encuentro mostraremos imágenes de artistas que trabajen a partir de la experimentación: Juan del Prete, Carlos Alonso.

Crónicas del encuentro


Tempranito los chicos ya se acercaban a la sala, ansiosos por empezar. Ésta vez varios varones formaron parte del grupo de taller junto a un grupo de 5 chicas, todos alrededor de los 9 años de edad. Un grupo ideal para las actividades programadas.
Comenzamos por repartir los trabajos  de dibujo con plasticola ya secos, del encuentro pasados, a cada uno de los autores de las obritas, para terminarlos haciéndoles una “patina” de témpera cubriendo las zonas de cartón descubierto, resaltando de este modo las líneas y áreas de cola. Los resultados nos sorprendieron a todas, hasta los más chicos realizaron trabajos muy lindos.
Continuamos trabajando sobre el papel secante con fibras para luego pasar a mojar la hoja buscando la expansión y mezcla de los colores. Lamentablemente la sorpresa de los chicos fue poca, ya que el trazo no tomo la forma buscada, sin embargo mojar la hoja fue algo que les genero curiosidad y a los mas chiquitos les gustó mucho.
Luego colorearon los dibujos con tempera diluida dándoles un efecto similar a la acuarela, dejándonos felices por los resultados.
El segundo trabajo con papel secante comenzó por mojar el mismo con agua o temperas diluidas, encontramos dificultades en algunos casos para comprender que la utilización del pincel grueso permite cubrir de forma más rápida la superficie. A pesar de la alegría y alboroto de los chicos, logramos explicar el siguiente paso, permitiendo que trabajaran con pincel más fino y con tinta chica negra, sobre el papel secante húmedo, y dibujaran trazos que se esfumarían.
Por último preparamos las superficies cubiertas de crayón para tener ya listo el comienzo de la actividad del próximo encuentro, el esgrafiado.
Por suerte llegamos al momento de poder trabajar varias veces con los mismos chicos, permitiendo ver la evolución de los mismos a través de los encuentros. Ësto nos produjo mucha alegría.
Terminamos el día jugando en las hamacas y a la mancha entre todos, mientras ordenamos los trabajos para la futura muestra de trabajos al final de la Beca.

Segundo encuentro 29/03


Linea y Punto

Abordamos la utilización de materiales y herramientas para la realización de actividades ligadas a la bidimensión. Experimentaremos con lapices de cera, crayones, témpera y tizas húmedas bajo diferentes interrogantes: ¿qué es una linea recta? ¿y una curva?....y si pongo muchos puntos en fila que pasa?

Crónicas del encuentro

Este encuentro lamentablemente no pudo realizarse la semana indicada del 22 de Marzo ya que tuvo que ser postergado al 29 de marzo por lluvias. La gente del comedor nos comunico que cuando llueve los chicos no van al comedor porque se embarran los únicos calzados que tienen, por lo que decidimos postergar el encuentro una semana.
Por la lluvia u otra razón que desconocíamos, al segundo encuentro concurrieron pocos chicos. Pudimos enterarnos de que algunos chicos van a la escuela a la mañana por lo que no podrán asistir al taller.
En un principio alrededor de las 9:30 hs. solo nos encontramos acompañando y trabajando con un niño de menos de dos años, que participa de los encuentros porque es el hijo de la señora que trabaja en la casa de los dueños del comedor. Es muy paciente y trabaja imitando movimientos y gestos dibujando  sobre una hoja blanca con crayones.
Más tarde vinieron dos o tres chicos más de una edad ideal que supieron captar excelentemente la consigna de los puntos y las líneas resultando interesantes trabajos coloridos creados en base a los conceptos aprendidos.
Decidimos esperar al siguiente lunes que nos dejaría confirmar si la poca cantidad de niños se mantendría o concurrirían más chicos al tercer encuentro.
En el primer caso estaríamos preparadas para realizar un paseo por el barrio pegando carteles de invitación al taller.