Taller de Arte

Taller de Arte

martes, 18 de mayo de 2010

Quinto encuentro 17/05


Esgrafiados o Raspados

Tiempo de exploración; raspar con un punzón en la madera, con un bolígrafo gastado sobre telgopor, sobre una base encerada, sobre una piedra, sobre un trozo de linóleo, resto de acetato, metal, cuero, etc. De esta forma el chico experimenta las diferentes presiones que debe realizar  según el utensilio y el soporte, ya que el material le indica la presión y el modo de realizar las incisiones.  


Reflexiones en el viaje...

Previo al encuentro, nos encontramos reunidas cuando surgió por parte de una de las compañeras  la siguiente pregunta: ¿Deberíamos poner más atención en el motivo y el contenido que presentan las actividades en particular, en relación a lo que se transmite y enseña según las edades, con cada técnica y trabajo? 
¿Deberíamos mantener la visión que plantea el proyecto escrito basada en un enfoque generalizado apuntado a  permitir al chico la experimentación de las técnicas con los diferentes materiales, el aprendizaje del uso y cuidado de los mismo, el trabajo en grupo, el importante valor que cobra el ratito de taller en la vida de un niño con dificultades de aprendizaje y probables problemas familiares y de inserción social? ¿O deberíamos reconocer y responder ante nuestra responsabilidad y obligación que nos compete a la hora de realizar un taller para 15 chicos pasando a partir de allí a ser ejemplos, educadoras y trasmisoras de importantísimos valores y contenidos?
La pregunta aunque no del todo resuelta, fue un disparador para el replanteo de muchas cosas que a partir de aquí, luego de 8 encuentros variados, son vistas de otro modo e influenciadas por nuestro crecimiento personal y la enseñanza transmitida por los chicos hacia nosotras.
Uno de los cambios fundamentales que reconocimos como necesarios fueron  una mayor preparación previa de las actividades, con más profundidad y conciencia y el respeto hacia el proyecto previamente armado que presentaba muchas actividades de experimentación anteriores a los trabajos que hasta el momento habían sido dejadas de lado. 

Crónicas del encuentro
Comenzamos este noveno encuentro (quinto según el cronograma de actividades) por éstos motivos con la actividad que antecedía los trabajos de esgrafiado y raspado, para la comprensión y experimentación de las herramientas punzantes sobre los diferentes materiales de soporte, determinando estos la fuerza y el tipo de punzado.
Con palillos, puntas de pinceles y punzones incidieron sobre goma eva, acetato, papel de aluminio y telgopor mientras se realizaban preguntas y propuestas que aportaría conocimientos.
Descubrimos que muchos chicos no conocían varios de los materiales anteriormente utilizados como así tampoco los soportes de éste encuentro. También notamos que la simple experimentación sin resultados llamativos ni del todo “estéticos” fueron muy valorados y respetados por los chicos. 
Se trabajo con tranquilidad y paciencia durante un largo rato hasta que se propuso jugar a la búsqueda del tesoro, encontrando los chicos como regalo, guardapolvos para el trabajo en el taller. Felices, accedieron a probarlos y reconocerse dentro de ellos como parte de un grupo de pequeños artistas.
Como actividad de cierre, los pintaron con témperas para darles color y hacerlos aún más propios. Aquí se reforzó el trabajo con tranquilidad a pesar de la ansiedad y alegría, compartiendo una paleta entre 5 chicos, buscando la utilización de los colores de forma responsable y sin mezclarlos. 
Luego del almuerzo a pesar de la finalización del encuentro los chicos espían y buscan seguir trabajando, lo cual es una señal muy positiva.
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario